Saltar al contenido
Salmos de amor , mensajes de amor , escritos de amor

1 juan 2

         

              

CAPÍTULO 2

1 Juan 2: 1-29 LA ABOGACIA DE CRISTO ES NUESTRO ANTIDOTO AL PECADO MIENTRAS CAMINA A LA LUZ PARA CONOCER A DIOS, DEBEMOS GUARDAR SUS MANDAMIENTOS Y AMAR A LOS HERMANOS, Y NO AMAR AL MUNDO, NI TENER EN CUENTA A LOS ANTICRISCOS, CONTRA QUIEN NUESTRA SEGURIDAD ES A TRAVÉS DE LA UNCIÓN INTERIOR DE DIOS PARA PERMANECER EN DIOS: ASÍ QUE CRISTO NO VENDRÁ AVERGONZARSE.

1. ( 1 Juan 5:18 .)
Mis pequeños hijos – El diminuto expresa el afecto tierno de un pastor de edad y padre espiritual. Mis propios queridos hijos, es decir,
estas cosas – ( 1 Juan 1: 6-10 ). Mi propósito al escribir lo que acabo de escribir no es que debas abusar de ellos para darles una licencia para pecar sino, por el contrario, “para que no puedas pecar en absoluto” (el aoristo griego , implicando la ausencia no solo del hábito, sino de actos individuales de pecado [ALFORD]). Para “caminar en la luz” ( 1 Juan 1: 5 1 Juan 1: 7 ), el primer paso es confesión de pecado ([19459019 ] 1 Juan 1: 9 ), el siguiente ( 1 Juan 2: 1 ) es que debemos abandonar todo pecado. El propósito divino tiene como objetivo, ya sea evitar la comisión o destruir el pecado [BENGEL].
Y, & c .– conectado con el primero; Además, “si alguno peca”, que lo aborrezca y lo condene, no tenga miedo de acudir de inmediato a Dios, el juez, confesándolo, porque “tenemos un Abogado con Él”. Él está hablando de los pecados ocasionales de un creyente a través del fraude y la malicia de Satanás. El uso de “nosotros” inmediatamente después implica que todos somos responsables de esto, aunque no necesariamente limitados al pecado.
tenemos un abogado – La defensa es la bendición de la familia de Dios; otorga otras bendiciones tanto a los buenos como a los malos, pero la justificación, la santificación, la intercesión continua y la paz, se las otorga solo a sus hijos.
abogado griego, paraclete, ” el mismo término que se aplica al Espíritu Santo, como el “otro Consolador”; mostrando la unidad de la segunda y tercera personas de la Trinidad. Cristo es el intercesor para nosotros arriba; y, en su ausencia, aquí abajo, el Espíritu Santo es el otro Intercesor en nosotros. La defensa de Cristo es inseparable del consuelo del Espíritu Santo y trabaja en nosotros, como espíritu de oración intercesora.
justo – Como nuestro “abogado”, Cristo no es un simple peticionario suplicante. Él aboga por nosotros sobre la base de justicia, o justicia, así como también misericordia. Aunque no puede decir nada bueno de nosotros, puede decir mucho para nosotros. Es su justicia , u obediencia a la ley, y la resistencia de su pena total para nosotros, en lo que funda su reclamo de nuestra absolución. El sentido, por lo tanto, es “en que Él es justo “; en contraste con nuestro pecado (“si algún hombre pecado “). El Padre, al resucitarlo de entre los muertos y al colocarlo a Su propio derecho, ha aceptado de una vez por todas la demanda de Cristo por nosotros. Por lo tanto, los cargos del acusador contra los hijos de Dios son vanos. “La justicia de Cristo está de nuestro lado; porque la justicia de Dios es, en Jesucristo, nuestra” [LUTHER].

2. Y él Griego, “Y Él mismo. ” Él es nuestro defensor predominante , porque Él es Él mismo “la propiciación”; resumen, como en 1 Corintios 1:30 : Él es para nosotros todo lo que se necesita para la propiciación “en nombre de nuestros pecados”; el sacrificio propiciatorio, provisto por el amor del Padre, eliminando el distanciamiento y apaciguando la ira justa, por parte de Dios, contra el pecador. “No hay incongruencia en que un padre deba ofenderse con ese hijo a quien ama, y ​​en ese momento ofendido con él cuando lo ama ” [BISHOP PEARSON]. El único otro lugar en el Nuevo Testamento donde griego “propiciación” ocurre, es 1 Juan 4:10 ; responde en la Septuaginta a Hebreo, caphar, ” a efectúa una expiación o reconciliación con Dios ; y en Ezequiel 44:29 , a la ofrenda por el pecado. En Romanos 3:25 , griego, es “propiciatorio”, es decir, el propiciatorio o tapa del arca donde Dios, representado por la gloria de Shekinah arriba se encontró con su pueblo, representado por el sumo sacerdote que roció la sangre del sacrificio sobre él.
y Griego, “todavía”.
nuestro –los creyentes: no judíos, en contraste con los gentiles; porque él no está escribiendo a los judíos ( 1 Juan 5:21 ).
también por los pecados del mundo entero – La “defensa” de Cristo se limita a creyentes ( 1 Juan 2: 1 , 1 Juan 1: 7 ): Su propiciación se extiende tanto como pecado se extiende: eso los compró. “” El mundo entero “no puede restringirse a la porción creyente del mundo (compárese 1 Juan 4:14 ; y” el mundo entero “, 1 Juan 5:19 ). “Tú también eres parte del mundo, para que tu corazón no pueda engañarse a sí mismo y pensar: El Señor murió por Pedro y Pablo, pero no por mí” [LUTHER].

3. por la presente griego, “en esto”. “Es aquí, ” y solo aquí, que sabemos (tiempo presente) que tenemos conocimiento de (tiempo perfecto, obtenido de una vez por todas y conocimiento continuo conocimiento de ) Él “( 1 Juan 2: 4 [ 19459003] 1 Juan 2:13 1 Juan 2:14 ). Las fichas por las cuales discernir la gracia se dan con frecuencia en esta Epístola. Los gnósticos, por la premonición premonitoria del Espíritu, son refutados, quienes se jactaban del conocimiento , pero dejaron de lado obediencia. “Conócelo”, es decir, como “el justo” ( 1 Juan 2: 1 1 Juan 2:29 ); nuestro “Abogado e intercesor”.
guardar – La palabra favorita de John, en lugar de “hacer”, literalmente, “mirar”, “guardar” y “mantenerse a salvo” como algo precioso; observando para mantener. Así que Cristo mismo. No se entiende la conformidad impecable, sino la aceptación sincera y la sujeción voluntaria a toda la voluntad revelada de Dios.
mandamientos mandatos de fe, amor y obediencia. Juan nunca usa “la ley” para expresar la regla de la obediencia cristiana: la usa como la ley mosaica.

4. Sé Griego, “Yo tengo conocimiento de (perfecto) Él”. Compare con este versículo 1 Juan 1: 8 .

5. No simplemente repitiendo la proposición, 1 Juan 2: 3 , o afirmando la alternativa meramente opuesta a 1 Juan 2: 4 , pero expandir el “conózcalo” de 1 Juan 2: 3 , en “en Él, en verdad (no como una vana jactancia) es el amor de (eso es hacia ) Dios perfeccionó “y” estamos en Él “. El amor aquí responde al conocimiento en 1 Juan 2: 3 . En la medida en que amamos a Dios, en esa misma proporción lo conocemos , y viceversa, hasta que nuestro amor y conocimiento alcancen su plena madurez de perfección.
su palabra Su palabra es uno Sus “ mandamientos, ” que son muchos ( 1 Juan 2: 3 ) .
por la presente – en nuestro progreso hacia este ideal de amor y obediencia perfeccionados. Hay una gradación: 1 Juan 2: 3 , “ conocer Él”; 1 Juan 2: 5 , “nosotros estamos en Él”; 1 Juan 2: 6 , “ permanece en él”; respectivamente, conocimiento, compañerismo, constante permanencia. [BENGEL].

6. permanece – implementando una condición duradera, sin interrupción y sin fin.
El que dice. . . debería – para que sus acciones sean consistentes con sus palabras.
incluso cuando él –Los creyentes facilitan el nombre, sus corazones están llenos de Él (compárese Juan 20:15 ). “Incluso mientras caminaba” cuando estaba en la tierra, especialmente con respecto al amor . John se deleita en referirse a Cristo como el hombre modelo, con las palabras, “Incluso como él”, y c. “No es a Cristo caminando sobre el mar, sino a su caminar ordinario, a lo que estamos llamados a imitar” [LUTHER].

7. Hermanos –Los manuscritos y versiones más antiguas leen en su lugar, “Amado”, apropiado para el tema aquí, amor.
no hay un nuevo mandamiento –es decir, amor, el principio principal de caminar como Cristo caminó ( 1 Juan 2: 6 ), y ese mandamiento, del cual se da un ejemplo en la actualidad, 1 Juan 2: 9 1 Juan 2:10 , el amor de los hermanos.
tenías desde el principio –desde el momento en que escuchaste por primera vez la palabra del Evangelio predicada.

8. un nuevo mandamiento – Era “viejo”, ya que cristianos como tal lo habían escuchado del primero; pero “nuevo” ( griego, kaine, ” no “ nea “: nuevo y diferente del [19459014 ] antiguo precepto legal) en que fue primero claramente promulgado con el cristianismo; aunque el espíritu interno de la ley era amor incluso para los enemigos, sin embargo, estaba envuelto en algunos preceptos amargos que hicieron que fuera temporalmente casi desconocido, hasta que llegó el Evangelio. El cristianismo primero puso amor a los hermanos en el nuevo y el más alto MOTIVO, amor instintivo a Aquel que nos amó primero, obligándonos a amar a todos, incluso a los enemigos, y así caminar en los pasos de Él. quien nos amó cuando enemigos. Entonces Jesús lo llama “nuevo” Juan 13:34 Juan 13:35 , “Ámense los unos a los otros como los he amado ” (el nuevo motivo) ; Juan 15:12 .
qué cosa es verdadera en él y en ti – “ En Cristo todas las cosas son siempre ciertas, y lo fueron desde el principio; pero en Cristo y en nosotros conjuntamente el mandamiento [el amor de los hermanos] es entonces verdadero cuando reconocemos la verdad en Él, y tenemos el mismo florecimiento [ 19459014] en nosotros “[BENGEL]. ALFORD explica: “¿Qué cosa ( el hecho de que el mandamiento es nuevo ) es verdad en Él y en ti porque la oscuridad está desapareciendo, y la luz verdadera ahora brilla? ; es decir, el mandamiento es nuevo, y esto es cierto tanto en el caso de Cristo como en el de usted; porque en usted la oscuridad está desapareciendo, y en Él la luz verdadera está brillando, por lo tanto, en ambos casos, el comando es nuevo: nuevo en lo que respecta a usted, porque usted acaba de llegar de la oscuridad a la luz; nuevo como lo mira, porque lo pronunció cuando vino al mundo para aligerar a cada hombre, y comenzó ese resplandor que incluso ahora continúa “. Prefiero, como BENGEL, explicar: El nuevo mandamiento encuentra su verdad en su práctica realización en el caminar de los cristianos en unión con Cristo. Compare el uso de “en verdad”, 1 Juan 2: 5 . Juan 4:42 , “de hecho”; Juan 6:55 . La repetición de “en” antes de “usted”, “en Él y en usted”, “no en Él y usted” implica que el mandamiento de amor se realiza por separado: primero lo hizo “ en Él, “y luego lo hace” en nosotros “, en la medida en que ahora” también caminamos como Él caminó “; y, sin embargo, también se da cuenta conjuntamente, por el hecho de que los dos están unidos en una oración, así como en virtud de que el mandamiento de amor se cumplió por primera vez en Él, que es ahora también cumplió en nosotros, a través de Su Espíritu en nosotros: compare un caso similar, Juan 20:17 , “ Mi Padre y su ] Padre”; en virtud de Su ser “ Mi Padre”, Él es también tu Padre.
la oscuridad ha pasado , más bien, como en 1 Juan 2:17 , “está desapareciendo”. No será completamente “pasado” hasta que “el Sol de justicia” se levante visiblemente; “la luz ahora está brillando” ya, , aunque parcialmente, hasta que estalla el día.

9-11. No hay significado entre luz y oscuridad, amor y odio, vida y muerte, Dios y el mundo: donde sea la vida espiritual es, por débil que sea, hay oscuridad y muerte ya no reinan, y amor suplanta odio; y Lucas 9:50 es válido: donde la vida no es, hay muerte, oscuridad, la carne, la [ 19459014] prevalecen el mundo y el odio , sin embargo pasados ​​por alto y ocultos a la observación del hombre; y Lucas 11:23 es válido. “Donde no hay amor, hay odio, porque el corazón no puede permanecer vacío” [BENGEL].
a la luz –como su elemento propio.
su hermano –su vecino, y especialmente los de la hermandad cristiana. El título mismo de “hermano” es una razón por la cual se debe ejercer el amor.
incluso hasta ahora – a pesar de que “la verdadera luz ya ha comenzado a brillar” ( 1 Juan 2: 8 ).

10. Permaneciendo en amor es permaneciendo en la luz; para la luz del Evangelio no solo ilumina la comprensión, sino que calienta el corazón en amor.
ninguna ocasión de tropiezo – En contraste con, “El que odia a su hermano está en la oscuridad, y camina en la oscuridad, y no sabe a dónde va, porque esa oscuridad ha cegado sus ojos”. “En el que ama no hay ceguera ni ocasión de tropezar [para sí mismo]: en el que no ama, hay ceguera y ocasión de tropezar. El que odia su hermano, es a la vez un obstáculo para sí mismo, y tropieza contra sí mismo y todo lo que está dentro y fuera; el que ama tiene un camino sin obstáculos “[BENGEL]. Juan tiene en mente las palabras de Jesús, Juan 11: 9 Juan 11:10 . ALFORD dice bien: “La luz y la oscuridad están dentro de nosotros mismos; admitidos en nosotros por el ojo, cuya soltería llena de luz todo el cuerpo”.

11. está en la oscuridad. . . walketh – “es” marca su ESTADO continuo: nunca ha salido de “la oscuridad” (así que griego ); “Walketh” marca su CAMINO EXTERIOR y actúa.
donde griego, “donde”; incluyendo no solo el destino al cual, sino el camino por el cual.
ha cegado – en cambio, como griego aoristo, “cegado” de antaño. La oscuridad no solo lo rodea, sino que lo ciega, y eso es una ceguera de larga data.

12. niños pequeños griego, “pequeños hijos, ” o “queridos hijos e hijas” ; no es lo mismo griego que en 1 Juan 2:13 , “pequeños niños, ” “bebés” (en edad y de pie). Él llama a TODOS a quienes escribe: “pequeños hijos ” ( 1 Juan 2: 1 , griego; 1 Juan 2:28 , 3:18 , 4: 4 , 5:21 ); pero solo en 1 Juan 2:13 1 Juan 2:18 usa el término “niños pequeños” o “infantes”. Nuestro Señor, en cuyo Espíritu Juan tan profundamente bebió, usó a Sus discípulos ( Juan 13:33 ) el término “pequeños hijos”, o queridos hijos e hijas; pero en Juan 21: 5 , “niños pequeños”. Es una coincidencia no diseñada con la Epístola aquí, que en el Evangelio de Juan de manera similar ocurre la clasificación “corderos, ovejas, ovejas”.
son ​​perdonados – “te han sido y te han sido perdonados”: TODOS los hijos e hijas de Dios disfrutan de este privilegio.

13, 14. Las tres clases se abordan primero en el presente. “Yo escribo”; luego en el tiempo pasado (aoristo), “escribí” (no “he escrito”; además, en los manuscritos y versiones más antiguas, al final de 1 Juan 2:13 , es pasado, “Escribí”, no como Versión en inglés, “Escribo”). Dos clases, “padres” y “hombres jóvenes”, se abordan con las mismas palabras cada vez (excepto que el discurso a los hombres jóvenes tiene una adición que expresa la fuente y los medios de su victoria); pero los “hijos pequeños” y los “niños pequeños” se abordan de manera diferente.
han conocido – y lo saben: entonces el griego significa perfecto. El “yo escribí” no se refiere a una antigua Epístola, sino a esta Epístola. Era una expresión idiomática poner el tiempo pasado , con respecto al tiempo desde el punto de vista del lector ; cuando debería recibir la Epístola la escritura sería pasada. Cuando usa “yo escribo”, habla desde su propio punto de vista .
él es decir desde el principio –Cristo: “lo que fue desde el principio”.
superado –Los padres, adecuadamente a su edad, se caracterizan por el conocimiento . Los hombres jóvenes, apropiadamente a los suyos, por actividad en conflicto. Los padres, también, han conquistado; pero ahora su servicio activo es pasado, y ellos y los niños se caracterizan por saber (los padres conocen Cristo, ] “El que fue desde el principio”; los niños conocen al Padre). Lo primero que se dan cuenta los niños pequeños es que Dios es su Padre ; respondiendo en la cláusula paralela a “pequeños hijos … tus pecados te son perdonados por amor de Su nombre”, el primer privilegio universal de todos esos realmente queridos hijos de Dios. Por lo tanto, esta última cláusula incluye todos, mientras que la cláusula anterior se refiere a aquellos que se encuentran especialmente en la primera etapa de la vida espiritual, “niños pequeños”. Por supuesto, estos solo pueden conocer el Padre como suyo a través de el Hijo ( Mateo 11:27 ). Es hermoso ver cómo los padres se caracterizan por volver a las primeras grandes verdades de la infancia espiritual, y la suma y el fruto más maduro de la experiencia avanzada, el conocimiento de Él que fue desde el principio (repetido dos veces, 1 Juan 2:13 1 Juan 2:14 ). Muchos de ellos probablemente conocieron a Jesús en persona, así como también por fe.

14. hombres jóvenes. . . fuerte hizo tan de debilidad natural, por lo tanto permitió vencer “el hombre fuerte armado” a través de Él que es fuerte.” La fe es la victoria que vence al mundo. Este término “vencido” es peculiarmente de Juan, adoptado de su amado Señor. Ocurre dieciséis veces en el Apocalipsis, seis veces en la Primera Epístola, solo tres veces en el resto del Nuevo Testamento. Para vencer al mundo en la tierra, y en la fuerza, de la sangre del Salvador, debemos estar dispuestos, como Cristo, a separarnos de lo que sea del mundo que nos pertenece: de donde inmediatamente después de “ustedes han vencido al impío uno (el príncipe del mundo) “, se agrega,” No ames el mundo, ni las cosas … en el mundo “.
y, & c .– el secreto de la fuerza de los jóvenes : la palabra del Evangelio , revestida de poder viviente por el Espíritu que permanece permanentemente en ellos; esta es “la espada del Espíritu” ejercida en la espera de oración en Dios. Contraste la mera fuerza física de los jóvenes, Isaías 40:30 Isaías 40:31 . La enseñanza oral preparó a estos jóvenes para el uso provechoso de la palabra cuando se escribió . “El Anticristo no puede ponerte en peligro ( 1 Juan 2:18 ), ni Satanás te arranca la palabra de Dios.
el malvado [19459007 ] –quien, como “príncipe de este mundo,” entusiasma “al mundo” ( 1 Juan 2: 15-17 , 5:19 , griego, ] “el malvado”), especialmente los jóvenes. Cristo vino a destruir a este “príncipe del mundo”. Los creyentes logran la primera gran conquista sobre él cuando pasan de la oscuridad a la luz, pero luego necesitan mantener continuamente de sí mismos de sus asaltos, mirando a Dios por quien solo se mantiene [ 19459015] seguro. BENGEL piensa que John se refiere especialmente a la notable constancia exhibida por los jóvenes en la persecución de Domiciano. También al joven a quien John, después de su regreso de Patmos, condujo con gentil y amorosa persuasión al arrepentimiento. Este joven había sido recomendado a los supervisores de la Iglesia por Juan, en uno de sus recorridos por la superintendencia, como un discípulo prometedor; él había estado, por lo tanto, cuidadosamente vigilado hasta el bautismo. Pero luego, confiando demasiado en la gracia bautismal, se unió a asociados malvados, y cayó de un escalón a otro, hasta convertirse en capitán de ladrones. Cuando John, algunos años después, volvió a visitar esa Iglesia y se enteró de la triste caída del joven, se apresuró a retirarse de los ladrones, sufrió ser capturado y llevado a la presencia del capitán. La juventud, picada por la conciencia y el recuerdo de años anteriores, huyó del venerable apóstol. Lleno de amor, el anciano padre corrió tras él, lo llamó a tomar valor y le anunció el perdón de sus pecados en el nombre de Cristo. El joven fue recuperado en los caminos del cristianismo, y fue el medio de inducir a muchos de sus malos asociados a arrepentirse y creer [CLEMENTE DE ALEXANDRIA, ¿Quién es el hombre rico que será salvo? 4.2; EUSEBIUS, Historia eclesiástica, 3.20; CRISOSTOMO, Primera exhortación a Theodore, 11].

15. No ames al mundo –que yace en el impío ( 1 Juan 5:19 ), a quienes vosotros, jóvenes, habéis vencido. Tener de una vez por todas, a través de fe, vencer al mundo ( 1 Juan 4: 4 , 5: 4 ), llevar adelante la conquista por no amándolo. “El mundo” aquí significa “hombre y el mundo del hombre” [ALFORD], en su estado y en el de caído de Dios. “Dios amó [con el amor de compasión ] el mundo”, y deberíamos sentir el mismo tipo de amor por el mundo caído; pero no somos para amar el mundo con simpatía y simpatía en su alienación de Dios; no podemos tener este último tipo de amor por el mundo separado de Dios y, sin embargo, también tenemos “el amor del Padre en” nosotros.
ni griego, “ni aún”. Un hombre podría negar en general que amaba al mundo, mientras seguía con atención alguna de LAS COSAS EN ÉL: sus riquezas, honores o placeres; Esta cláusula le impide escapar de la condena.
cualquier hombre –por lo tanto, la advertencia, aunque dirigida principalmente a los jóvenes, se aplica a todos.
amor de –es decir, hacia “el Padre”. Los dos, Dios y el mundo (pecaminoso), están tan opuestos que ambos no pueden ser amados amablemente a la vez.

16. todo lo que hay en el mundo – puede clasificarse en uno u otro de los tres; el mundo contiene estos y no más.
lujuria de la carne – es decir, la lujuria que tiene su asiento y fuente en nuestra naturaleza animal inferior. Satanás probó esta tentación por primera vez en Cristo: Lucas 4: 3 , “Ordena a esta piedra que se haga pan. ” La juventud es especialmente susceptible a los deseos carnales.
lujuria de los ojos –la avenida a través de la cual las cosas externas del mundo, la riqueza, la pompa y la belleza nos inflaman. Satanás probó esta tentación en Cristo cuando le mostró los reinos del mundo en un momento. Por la lujuria de los ojos David ( 2 Samuel 11: 2 ) y Acán cayó ( Josué 7:21 ). Compárese con la oración de David, Salmos 119: 37 ; La resolución de Job, Salmos 31: 1 , Mateo 5:28 . El único bien de las riquezas mundanas para el poseedor es contemplarlas con los ojos . Compare Lucas 14:18 , “Debo ir y VERLO”.
orgullo de la vida –literalmente, “suposición arrogante”: exhibición vanagloriada. El orgullo fue el pecado de Satanás por el cual cayó y forma el vínculo entre los dos enemigos del hombre, el mundo (respondiendo a “la lujuria de los ojos”) y el demonio [ 19459015] (como “el deseo de la carne” es el tercer enemigo). Satanás probó esta tentación en Cristo al colocarlo en el pináculo del templo que, en la presunción espiritual y , sobre la base del cuidado de su Padre, debería arrojarse a sí mismo. Los mismos tres enemigos aparecen en las tres clases de suelo sobre el que cae la semilla divina: los oyentes del camino, el demonio ; las espinas, el mundo; el subsuelo rocoso, la carne ( Mateo 13: 18-23 , 4: 3-8 ). La horrible antitrinidad del mundo , la “lujuria de la carne, la lujuria de los ojos y el orgullo de la vida”, se presenta de manera similar en la tentación de Eva de Satanás: “Cuando vio que el árbol era bueno para comida, agradable a los ojos , y un árbol que desear para hacer uno sabio, ” Génesis 3: 6 (una manifestación de “el orgullo de la vida”, el deseo de saber más de lo que Dios ha revelado, Colosenses 2: 8 , el orgullo del conocimiento no santificado).
de –no surge de “el Padre” (usado en relación con los “niños pequeños” anteriores, 1 Juan 2:12 , o “pequeños hijos”). He who is born of God alone turns to God; he who is of the world turns to the world; the sources of love to God and love to the world, are irreconcilably distinct.

17. the world –with all who are of the world worldly.
passeth away Greek, “is passing away” even now.
the lust thereof –in its threefold manifestation ( 1 John 2:16 ).
he that doeth the will of God –not his own fleshly will, or the will of the world, but that of God ( 1 John 2:3 1 John 2:6 ), especially in respect to love.
abideth for ever –“even as God also abideth for ever” (with whom the godly is one; compare Psalms 55:19 , “God, even He that abideth of old): a true comment, which CYPRIAN and LUCIFER have added to the text without support of Greek manuscripts. In contrast to the three passing lusts of the world, the doer of God’s will has three abiding goods, “riches, honor, and life” ( Proverbs 22:4 ).

18. Little children –same Greek as 1 John 2:13 ; children in age. After the fathers and young men were gone, “the last time” with its “many Antichrists” was about to come suddenly on t he children. “In this last hour we all even still live” [BENGEL]. Each successive age has had in it some of the signs of “the last time” which precedes Christ’s coming, in order to keep the Church in continual waiting for the Lord. The connection with 1 John 2:15-17 is:There are coming those seducers who arc of the world ( 1 John 4:5 ), and would tempt you to go out from us ( 1 John 2:19 ) and deny Christ ( 1 John 2:22 ).
as ye have heard –from the apostles, preachers of the Gospel (for example, 2 Thessalonians 2:3-10 ; and in the region of Ephesus, Acts 20:29 Acts 20:30 ).
shall come Greek, “cometh,” namely, out of his own place. Antichrist is interpreted in two ways: a false Christ ( Matthew 24:5 Matthew 24:24 ), literally, ” instead of Christ”; or an adversary of Christ, literally, ” against Christ.” As John never uses pseudo-Christ, or “false Christ,” for Antichrist, it is plain he means an adversary of Christ, claiming to himself what belongs to Christ, and wishing to substitute himself for Christ as the supreme object of worship. He denies the Son, not merely, like the pope, acts in the name of the Son, 2 Thessalonians 2:4 , “Who opposeth himself ( Greek, “ANTI- keimenos “) [to] all that is called God,” decides this. For God’s great truth, “God is man,” he would substitute his own lie, “man is God” [TRENCH].
are there Greek, “there have begun to be”; there have arisen. These “many Antichrists” answer to “the spirit of lawlessness ( Greek ) doth already work.” The Antichristian principle appeared then, as now, in evil men and evil teachings and writings; but still “THE Antichrist” means a hostile person, even as “THE Christ” is a personal Saviour. As “cometh” is used of Christ, so here of Antichrist, the embodiment in his own person of all the Antichristian features and spirit of those “many Antichrists” which have been, and are, his forerunners. John uses the singular of him. No other New Testament writer uses the term. He probably answers to “the little horn having the eyes of a man, and speaking great things” ( Daniel 7:8 Daniel 7:20 ); “the man of sin, son of perdition” ( 2 Thessalonians 2:3 ); “the beast ascending out of the bottomless pit” ( Revelation 11:7 , 17:8 ), or rather, “the false prophet,” the same as “the second beast coming up out of the earth” ( Revelation 13:11-18 , 16:13 ).

19. out from us –from our Christian communion. Not necessarily a formal secession or going out: thus Rome has spiritually gone out, though formally still of the Christian Church.
not of us –by spiritual fellowship ( 1 John 1:3 ). “They are like bad humors in the body of Christ, the Church: when they are vomited out, then the body is relieved; the body of Christ is now still under treatment, and has not yet attained the perfect soundness which it shall have only at the resurrection” [AUGUSTINE, Ten Homilies on the First Epistle of John, Homily 3.4].
they would . . . have continued –implying the indefectibility of grace in the elect. “Where God’s call is effectual, there will be sure perseverance” [CALVIN]. Still, it is no fatal necessity, but a “voluntary necessity” [DIDYMUS], which causes men to remain, or else go from the body of Christ. “We are either among the members, or else among the bad humors. It is of his own will that each is either an Antichrist, or in Christ” [AUGUSTINE]. Still God’s actings in eternal election harmonize in a way inexplicable to us, with man’s free agency and responsibility. It is men’s own evil will that chooses the way to hell; it is God’s free and sovereign grace that draws any to Himself and to heaven. To God the latter shall ascribe wholly their salvation from first to last: the former shall reproach themselves alone, and not God’s decree, with their condemnation ( 1 John 3:9 , 5:18 ).
that they were not all of us –This translation would imply that some of the Antichrists are of us! Translate, therefore, “that all (who are for a time among us) are not of us.” Compare 1 Corinthians 11:19 , “There must be heresies among you, that they which are approved may be made manifest among you.” For “were” some of the oldest manuscripts read “are.” Such occasions test who are, and who are not, the Lord’s people.

20. But Greek, “And.” He here states the means which they as believers have wherewith to withstand. Antichrists ( 1 John 2:18 ), namely, the chrism (so the Greek: a play upon similar sounds), or “anointing unguent,” namely, the Holy Spirit (more plainly mentioned further on, as in John’s style, 1 John 3:24 , 4:13 , 5:6 ), which they (“ye” is emphatical in contrast to those apostates, 1 John 2:19 ) have “from the Holy One, Christ ” ( John 1:33 , 3:34 , 15:26 , 16:14 ): “the righteous” ( 1 John 2:1 ), “pure” ( 1 John 3:3 ), “the Holy One” ( Acts 3:14 ) “of God”; Mark 1:24 . Those anointed of God in Christ alone can resist those anointed with the spirit of Satan, Antichrists, who would sever them from the Father and from the Son. Believers have the anointing Spirit from the Father also, as well as from the Son; even as the Son is anointed therewith by the Father. Hence the Spirit is the token that we are in the Father and in the Son; without it a man is none of Christ. The material unguent of costliest ingredients, poured on the head of priests and kings, typified this spiritual unguent, derived from Christ, the Head, to us, His members. We can have no share in Him as Jesus, except we become truly Christians, and so be in Him as Christ, anointed with that unction from the Holy One. The Spirit poured on Christ, the Head, is by Him diffused through all the members. “It appears that we all are the body of Christ, because we all are anointed: and we all in Him are both Christ’s and Christ, because in some measure the whole Christ is Head and body.”
and –therefore.
ye know all things –needful for acting aright against Antichrist’s seductions, and for Christian life and godliness. In the same measure as one hath the Spirit, in that measure (no more and no less) he knows all these things.

21. but because ye know it, and that, &c.–Ye not only know what is the truth (concerning the Son and the Father, 1 John 2:13 ), but also are able to detect a lie as a thing opposed to the truth. For right (a straight line) is the index of itself and of what is crooked [ESTIUS]. The Greek is susceptible of ALFORD’S translation, “Because ye know it, and because no lie is of the truth” (literally, “every lie is excluded from being of the truth”). I therefore wrote (in this Epistle) to point out what the lie is, and who the liars are.

22. a liar Greek, “Who is the liar?” namely, guilty of the lie just mentioned ( 1 John 2:21 ).
that Jesus is the Christ –the grand central truth.
He is Antichrist Greek, the Antichrist”; not however here personal, but in the abstract; the ideal of Antichrist is “he that denieth the Father and the Son.” To deny the latter is virtually to deny the former. Again, the truth as to the Son must be held in its integrity; to deny that Jesus is the Christ, or that He is the Son of God, or that He came in the flesh, invalidates the whole ( Matthew 11:27 ).

23. Greek, “Every one who denieth the Son, hath not the Father either” ( 1 John 4:2 1 John 4:3 ): “inasmuch as God hath given Himself to us wholly to be enjoyed in Christ” [CALVIN].
he that acknowledgeth the Son hath the Father also. These words ought not to be in italics, as though they were not in the original: for the oldest Greek manuscripts have them.
hath –namely, in his abiding possession as his “portion”; by living personal “fellowship.”
acknowledgeth –by open confession of Christ.

24. Let that –truth respecting the Father and the Son, regarded as a seed not merely dropped in, but having taken root ( 1 John 3:9 ).
ye –in the Greek standing emphatically at the beginning of the sentence. YE, therefore, acknowledge the Son, and so shall ye have the Father also ( 1 John 2:23 ).
from the beginning –from the time of your first hearing the Gospel.
remain –Translate as before, “abide.”
ye also –in your turn, as distinguished from “that which ye have heard,” the seed abiding in you. Compare 1 John 2:27 , “the anointing abideth in you . . . ye shall abide in Him. ” Having taken into us the living seed of the truth concerning the Father and the Son, we become transformed into the likeness of Him whose seed we have taken into us.

25. this is the promise Eternal life shall be the permanent consummation of thus abiding in the Son and in the Father ( 1 John 2:24 ).
he Greek, “Himself,” Christ, “the Son” (compare 1 John 1:1 ).
promised –( John 3:15 John 3:36 , John 6:40 John 6:47 John 6:57 , John 17:2 John 17:3 ).

26. These things –( 1 John 2:18-25 ).
have I written –resumed from 1 John 2:21 and 1 John 2:14 .
seduce you –that is, are trying to seduce or lead you into error.

27. But Greek, “And you (contrasting the believing readers with the seducers; the words ‘and you’ stand prominent, the construction of the sentence following being altered, and no verb agreeing with ‘and you’ until ‘need not’) . . . the anointing,” &c. (resumed from 1 John 2:20 ).
received of him –( John 1:16 ). So we “are unto God a sweet savor of Christ.”
abideth in you –He tacitly thus admonishes them to say, when tempted by seducers, “The anointing abideth in us; we do not need a teacher [for we have the Holy Spirit as our teacher, Jeremiah 31:34 , John 6:45 , 16:13 ]; it teaches us the truth; in that teaching we will abide” [BENGEL].
and –and therefore. God is sufficient for them who are taught of Him; they are independent of all others, though, of course, not declining the Christian counsel of faithful ministers. “Mutual communication is not set aside, but approved of, in the case of those who are partakers of the anointing in one body” [BENGEL].
the same anointing –which ye once for all received, and which now still abides in you.
of –“concerning.”
all things –essential to salvation; the point under discussion. Not that the believer is made infallible, for no believer here receives the Spirit in all its fulness, but only the measure needful for keeping him from soul-destroying error. So the Church, though having the Spirit in her, is not infallible (for many fallible members can never make an infallible whole), but is kept from ever wholly losing the saving truth.
no lie –as Antichristian teaching.
ye shall abide in him –( 1 John 2:24 , end); even as “the anointing abideth in you.” The oldest manuscripts read the imperative, ” abide in Him.”

28. little children Greek, “little sons,” as in 1 John 2:12 ; believers of every stage and age.
abide in him –Christ. John repeats his monition with a loving appellation, as a father addressing dear children.
when –literally, “if”; the uncertainty is not as to the fact, but the time.
appear Greek, “be manifested.”
we –both writer and readers.
ashamed before him –literally, ” from Him”; shrink back from Him ashamed. Contrast “boldness in the day of judgment,” 1 John 4:17 ; compare 1 John 3:21 , 5:14 . In the Apocalypse (written, therefore, BENGEL thinks, subsequently), Christ’s coming is represented as put off to a greater distance.

29. The heading of the second division of the Epistle: “God is righteous; therefore, every one that doeth righteousness is born of Him.” Love is the grand feature and principle of “righteousness” selected for discussion, 1 John 2:29-3:3′.
If ye know . . . ye know –distinct Greek verbs: “if ye are aware (are in possession of the knowledge) . . . ye discern or apprehend also that,” &c. Ye are already aware that God (“He” includes both “the Father,” of whom the believer is born (end of this verse, and 1 John 3:1 ), and “the Son,” 1 John 2:1 1 John 2:23 ) is righteous, ye must necessarily, thereby, perceive also the consequence of that truth, namely, “that everyone that doeth righteousness (and he alone; literally, the righteousness such as the righteous God approves) is born of Him.” The righteous produceth the righteous. We are never said to be born again of Christ, but of God, with whom Christ is one. HOLLAZ in ALFORD defines the righteousness of God, “It is the divine energy by whose power God wills and does all things which are conformable to His eternal law, prescribes suitable laws to His creatures, fulfils His promises to men, rewards the good, and punishes the ungodly.”
doeth –“For the graces (virtues) are practical, and have their being in being produced (in being exercised); for when they have ceased to act, or are only about to act, they have not even being” [ÆCUMENIUS]. “God is righteous, and therefore the source of righteousness; when then a man doeth righteousness, we know that the source of his righteousness is God, that consequently he has acquired by new birth from God that righteousness which he had not by nature. We argue from his doing righteousness, to his being born of God. The error of Pelagians is to conclude that doing righteousness is a condition of becoming a child of God” [ALFORD most truly]. Compare Luke 7:47 Luke 7:50 : Her much love evinced that her sins were already forgiven; not, were the condition of her sins being forgiven.